Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha

Colección General

La Colección General está conformada por obras de artistas nacionales e internacionales. La base de su fondo patrimonial, está construido gracias al aporte de cientos de artistas plásticos de todo el mundo quienes de manera desinteresada aceptan participar de un proyecto que los incluye. En los últimos años, el MACLA ha trabajado con el firme objetivo de acrecentar su patrimonio ya que ese es su destino, el de conformar un espacio de estudio, protección y desarrollo de las artes plásticas de nuestro continente.

El MACLA Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano está emplazado en el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha que ocupa la manzana comprendida por las calles 6, 7, 49 y 50, en plena zona céntrica de la ciudad de La Plata. El edificio rodea, junto con la casa de Gobierno y la Legislatura, a la plaza San Martín, que posee grandes palmeras, jardines de rosas, ceibos y una glorieta en estilo francés.

Su construcción se inició en 1883 y fue habilitado en 1887 en terrenos del ferrocarril. El edificio, que fue sede de la primera estación ferroviaria de la ciudad, ocupaba la manzana contigua a la playa de maniobras. Ante el gran crecimiento de la ciudad se decidió en 1903,  trasladar la estación a su actual emplazamiento en 1 y 44. Hasta 1926 el Pasaje no tuvo destino. Ese año, Luis Monteverde reconstruye el edificio para que funcione un centro cultural encargándole el proyecto al arquitecto italiano Francesco Pinarolli, quien realiza el diseño final.  A partir de 1930, el pasaje Monteverde adquiere el nombre del fundador de La Plata y pasa a denominarse "Pasaje Dardo Rocha". Pero sería otro su destino.

Durante 40 años funcionó el correo central hasta que a mediados de los setenta volvió a la incertidumbre. En 1982,  fue renovado para albergar la cena de gala con que se festejó el centenario de la ciudad y años más tarde la Convención Constituyente. En 1994 ingresa al patrimonio municipal realizándose importantes obras de restauración y equipamiento, y transformándose así en el gran centro cultural de la ciudad La Plata.

Recuperado y restaurado en 1999 con un refuerzo en su estructura, un moderno sistema de iluminación, limpieza y reacondicionamiento externo y plaza de acceso, el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha se ha convertido en un verdadero símbolo de la cultura y la identidad platense.
Para darle lugar a estos espacios, se reforzó la estructura espacial tradicional de salas alineadas con la construcción de una galería que las conecta longitudinalmente, invirtiendo de esta manera la propuesta de circulación comercial que atravesaba los locales desde el exterior hacia el Gran Pasaje. Así, entraron en resonancia por repetición de las columnas existentes, antes aisladas por la extrema fragmentación de la planta.

Las obras de remodelación y puesta en valor del edificio plantearon un esquema de actividades por niveles que fue definida de este modo:

Planta Baja: destinada a actividades de uso frecuente, en ella se encuentran ubicados el MACLA Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano; el MUMART  Museo Municipal de Bellas Artes, Café de las Artes, restaurante El Pasaje y el gran hall central de exposiciones que puede alberga muestras transitorias.

Primer Piso: aloja todas las actividades que conllevan requerimientos de ámbitos controlados y específicos: Escuela Municipal de Bellas Artes, Sala Espacio INCAA Km 60, Sala Polivalente, Salón Auditorio y Sala Presidencia.

Segundo Piso: aloja todas las actividades administrativas del área cultural y Salas de Teatro A y B

El reciclaje del Pasaje Dardo Rocha ha significado para los vecinos de La Plata algo más que el signo de una restauración edilicia, el Pasaje es y será el "centro" donde se ubica el espíritu platense creativo y dinámico.

MACLA
Inaugurado el 10 de septiembre de 1999, la obra demandó, conforme con las reglas internacionales una restauración de suelos, columnas, apertura de vanos, e iluminación, permitiendo que la luz natural, inunde las galerías creando un clima de serenidad imprescindible para todo acercamiento a un hecho estético.

Este espacio, distribuido en cuatro salas sobre calle 50, se convirtió en un verdadero lugar cultural realizado en base a un severo estudio arquitectónico que reparó en la preservación de la imagen arquitectónica externa, en el reciclaje de los espacios internos "trazando" líneas direccionales o resonancias espaciales con vanos abiertos entre las galerías y la luz continua del blanco de las columnas para crear un espacio dinámico y sensible.

Además, se decidió utilizar tonos neutrales en las salas expositoras y con respecto a la iluminación se dio gran énfasis para valorizar el conjunto: luz "barrida" o reflejada por refracción del blanco cielorraso, más las luces "puntuales" han logrado un clima sin ninguna distorsión ambiental y conforme los cánones internacionales.

Sobre la calle 49, se encuentra también una sala destinada a exposiciones temporales

El 12 de octubre de 2001 se realizó la apertura oficial del fondo de arte donde se ubica el patrimonio del MACLA. Totalmente renovado, este depósito de obras cuenta con estructuras de hierro móviles que permiten el traslado y la protección de las obras, así como un sistema automático de temperatura que benefician su conservación. Compuesto por tres ambientes, el nuevo subsuelo posee además salas de restauración, carpinterías y baños, para que los encargados del diseños de las exposiciones, el montaje y la restauración se desempeñen en su actividad.

Sobre la esquina de 6 y 50, el MACLA instaló su Tienda, en la que pueden encontrarse libros, catálogos, y objetos intervenidos con imágenes de obras pertenecientes al patrimonio del museo.

Contiguo a la Tienda se encuentra la Biblioteca del MACLA, especializada en arte, orientada no solo a investigadores y profesionales, sino también a un público general.

PRUEBA